viernes, 12 de noviembre de 2010

LAS TORRES Y EL TENDIDO QUE HIDROAYSÉN YA NO ENTERRÓ

Por Patricio Segura Ortiz Periodista

  • Escasa atención se ha dado al tendido de conexión intrarregional de las represas. * Son 178 kilómetros de cables al aire, torres de 70 metros y franja despejada de 85 metros incluidos en el estudio de impacto ambiental de las 5 represas que la empresa sometió a evaluación en agosto de 2008.
  • A pesar del interés de HidroAysén en que “las torres (del tendido hacia Santiago) se vean lo menos posible”, el otro trazado, el interno, cruzaría la Carretera Austral en varios puntos y la flanquearía por más de 30 kilómetros, además de atravesar otros lugares de alto valor ambiental y paisajístico de la Patagonia.



Según las últimas informaciones el costo total del tendido eléctrico de cerca de 2 mil kilómetros de extensión que iría desde Cochrane (en la Región de Aysén) hasta Santiago para transmitir la energía que HidroAysén (y eventualmente Energía Austral) pretende inyectar al Sistema Interconectado Central superaría los U$3.800 millones[1].

Cifra respetable que se eleva considerablemente al sumarle los U$3.200 millones proyectados por la primera eléctrica para sus cinco represas en los ríos Baker y Pascua[2], y los U$733 millones considerados por la segunda para represar el río Cuervo[3].

Hace algunas semanas la sociedad de Endesa y Colbún, que en 2008 creó la sociedad Aysén Transmisión en paralelo a los estudios del tendido que hasta el 31 de diciembre de 2009 lideraba por contrato Transelec[4], dio algunas pistas sobre el trazado definitivo para conectar la Patagonia a SIC, el cual presentaría durante el tercer trimestre de 2011[5]. En la ocasión la compañía destacó esencialmente el esfuerzo por sumergir en el mar 160 kilómetros entre Chaitén y Puerto Montt[6] y la intención de minimizar al máximo, en el tramo que quedaría sobre la superficie, la intervención visual de la zona comprendida entre “Cochrane y Chaitén. Hay varias variantes, que dependen de los costos, logística y el impacto ambiental. Esto también tiene que ver con evitar la visibilidad del tendido eléctrico. Lo que hemos visto en el interés regional es que las torres se vean lo menos posible, dado el valor escénico que tiene la zona” informó en la oportunidad Daniel Fernández, vicepresidente ejecutivo de HidroAysén[7].

Y es en esta última declaración de intenciones -el compromiso de minimizar los impactos visuales en la Patagonia- donde se obvia un tema no menor. Aunque la empresa evita hablar en detalle del trazado aún no presentado, no ha clarificado que el proyecto de 5 represas sometido a evaluación en agosto de 2008[8] ya contempla 178 kilómetros de líneas de alta tensión, torres de 70 metros y franja despejada de 85 metros (con un estimado de 350 metros entre cada torre), cruzando íntegramente de sur a norte la provincia Capitán Prat en Aysén[9], correspondiente a un tercio del territorio regional.

Se trata del tendido de conexión intrarregional de las tres represas del Pascua y las dos del Baker, que iría recogiendo la corriente alterna desde los embalses generadores con el fin de entregarla en la planta convertidora a continua a la altura de la central Baker 1, frente a la confluencia del río Baker con el Chacabuco. La idea es que desde ese sector parta la línea que llevaría la electricidad al norte (se empalmaría al SIC a la altura del túnel Lo Prado), que es el proyecto que sería presentado el próximo año.

En el estudio hoy ya en evaluación HidroAysén no planteó la posibilidad de enterrar el tendido eléctrico como una forma de mitigar el impacto visual de las torres de alta tensión. Incluso en dos tramos el cableado cruzaría por sobre el Camino Longitudinal Austral, a la altura del río Bravo y sobre el río Barrancoso, impactando una ruta reconocida a nivel mundial por sus excepcionales características naturales y que el matutino inglés The Guardian definiera como una de las “cinco mejores carreteras de América para viajar”, que permite explorar “esta tierra que el tiempo ha olvidado. La Carretera Austral lo llevará por mil kilómetros a través de bosques centenarios, glaciares y fiordos” según dice el prestigioso periódico[10]. De ahí la duda que surge ante el verdadero interés de HidroAysén de “evitar la visibilidad del tendido eléctrico”, considerando que los esquemas del estudio de impacto ambiental muestran que por más de 30 kilómetros las torres y el tendido flanquearían en forma evidente la emblemática ruta.

El trazado no mencionado

Según explica el coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, Peter Hartmann, “el trazado iría por la orilla derecha del río Pascua entre las centrales Pascua 1 y 2 (.1 y .2) a unos 400 metros de altura”. Luego, en la zona de “San Vicente se desviaría al norte por los cerros de la orilla oriente del lago Quetro hasta unos 900 metros de altura, cruzando el valle del río Bravo para subir por el valle del río del Camino y la laguna Balboa al del río del Paso”. En adelante “cruzaría el portezuelo hacia el estero El Encuentro y de ahí al sector del lago Vargas, donde seguiría por la orilla del Camino Austral a unos 500 metros de altura, cruzando el río Ñadis cerca del puente y luego por la orilla oriente del camino cruzando el río Barrancoso hacia la subestación cercana a la confluencia Baker-Ñadis”.

Señala el dirigente que desde ese lugar “continuaría el trazado por los cerros a la orilla oriente de la laguna Tacay (a 300 a 600 metros de altura), cruzando el valle del Baker en dos kilómetros y subiendo por la meseta del cerro Cola de León a una altura de mil metros para bajar por los cerros hacia la estación convertidora”. “El empalme desde Baker 2 vendría por la orilla sur del embalse cruzando el Ñadis a la altura del Barrancoso y de ahí a la subestación” explica.

Según este trazado el tendido sería visible desde el tramo de la Carretera Austral entre el río Bravo y el río Pascua “en un paisaje de primer orden”, “a ambas orillas del Ñadis, en un paisaje valiosísimo”, “desde el camino de Cochrane hacia el norte” y también “se vería desde el río Baker, en el río Colonia hacia arriba, sector priorizado para el turismo en el Plan Regional de Ordenamiento Territorial y de muy alto valor” puntualiza Hartmann.

Además, “la línea entre el valle del río Ñadis y el Colonia iría paralela a la senda que une los lagos Bertrand y Cochrane con el paso San Carlos, ruta histórica abierta por la Comisión de Límites en 1901, que luego utilizaron grandes concesiones ganaderas y que es un serio candidato a ruta patrimonial” indica.

“A todo esto debemos sumar el trazado (con tendido y torres) de 72 kilómetros que iría desde la central del Salto (en las cercanías de Cochrane) hacia Baker 2. Estamos hablando, entonces, de dos franjas paralelas a tala rasa que sumarían 105 metros de ancho” resume.

Se trataría, en la práctica, de un verdadero “cerco aéreo”, al considerar 6 cables de energía alterna que emiten 54 decibeles (dB) de ruido, al cual en algunos tramos se sumaría el proveniente de las líneas de la central del Salto. Como referencia, en el área urbana se permiten 55 dB de las 7 a las 21 horas y 45 dB de 21 a 7 horas[11]. Para las zonas rurales la norma establece que “los niveles de presión sonora corregidos que se obtengan de la emisión de una fuente fija emisora de ruido, medidos en el lugar donde se encuentre el receptor, no podrán superar al ruido de fondo en 10 dB (A) o más” [12].

Efectos en la biodiversidad

En Chile no existe un conocimiento (y por ende preocupación) acabado del impacto de los tendidos eléctricos de alta tensión en la fauna y en la naturaleza en general, sin embargo hay estudios específicos sobre el efecto de fraccionamiento de hábitat que un área despejada puede producir en especies típicas de bosque, las cuales en algunos casos son incapaces de cruzar un camino, señalan expertos. Aún así una parte de la población ha asumido que el cableado sería consustancial al paisaje urbano (y a la modernidad) y como las grandes ciudades son cruzadas por miles de metros de cables se considera un mal necesario, al cual no podrían escapar los lugares más apartados y naturales. Más aún si quienes toman las decisiones viven en centros altamente artificializados.

Un ejemplo claro es lo que ocurre con las aves, cuyos principales impactos se traducen en el riesgo real de chocar con las estructuras o morir electrocutadas. Por ello en países como España se elaboró una legislación especial sobre la materia que prohíbe los tendidos eléctricos superficiales al interior de parques nacionales y además las aleja a más de dos kilómetros de humedales o áreas de concentración de aves. También determina evaluar su impacto dependiendo de la densidad de las bandadas periódicas y, de ser necesario, exige el uso de elementos que eviten los choques[13].

El tema no es menor. Señala Pilar Valenzuela en el sitio www.aveselectricidad.cl “cada año miles de aves mueren en el mundo producto de la colisión y electrocución con el tendido eléctrico, siendo en muchos casos su primera causa de mortalidad, amenazando la supervivencia de numerosas especies”[14].

El tipo de riesgo para las distintas especies de aves son variados. En materia de electrocución incide la distancia entre los conductores y su aislamiento, las características de los aisladores, la disposición de los postes y las torres, la forma de los apoyos de anclaje, y el tipo de subestaciones. El riesgo de colisión aumenta ante la presencia de cables de guardia o guarda[15], que son los que van en lo alto de las torres de transmisión y que actúan como pararrayos, con los cuales se encuentran las aves al levantar el vuelo para sobrepasar los otros cables, siendo los principales causantes de los impactos. En Chile no hay estudios de la incidencia de colisión pero sí datos sobre qué ocurre en particular con cóndores, cisnes y patos[16].

En España, según datos de la Fundación Mundial de Vida Silvestre (WWF, por sus siglas en inglés), los accidentes con tendidos eléctricos son la primera causa de mortandad no natural de avutardas y otras especies rapaces, llegando a provocar la muerte de unas “25.000 aves, siendo muchas de ellas especies amenazadas de extinción”[17].

Sobre este particular el EIA de HidroAysén consigna que “la colisión de fauna silvestre contra los cables de guardia y los conductores de líneas eléctricas de alta tensión puede ser un problema para algunos hábitats y especies, siendo las aves, para esta última, las más afectadas”. Ante ello en propone como medida de mitigación la “identificación de los tramos del tendido eléctrico asociados a zonas de concentración de avifauna, dentro del área de influencia directa del PHA” y el “marcaje del tendido eléctrico para realzar la visibilidad, especialmente del cable de guardia, con algún tipo de dispositivo disuasivo del vuelo llamado ‘salvapájaros’ (bolas, balizas, aletas, espirales, lámparas de precaución nocturna y cintas de neopreno), en las zonas donde se haya verificado altos niveles de concentración de avifauna”.

Esta medida de mitigación puede incidir en disminuir la ocurrencia del problema pero nunca lo elimina, siendo siempre más relevante considerar este aspecto en la definición del trazado, señalan expertos. Los efectos del despeje en la conectividad de la fauna se pueden disminuir dejando vegetación de matorral que permita el tránsito de las especies impactada.

Un tema anexo es la seguridad. En Estados Unidos se ha reportado que un 25 % de los cortes de electricidad son atribuibles a la colisión de aves con líneas de transmisión y un estudio del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de Estados Unidos (IEEE, por sus siglas en inglés) consignó que “el 86% de las subestaciones reportaron a las aves como el mayor problema a resolver”[18].

Efectos en la salud humana

En la Región de Aysén la población general no ha sopesado los eventuales impactos paisajísticos y económicos de este tendido, así como tampoco sus efectos en la biodiversidad y la salud humana.

Sobre esto último, en 1989 la Oficina de Evaluación Tecnológica del Congreso de Estados Unidos elaboró un informe que constata que "durante casi dos décadas, ha habido cierta preocupación por los efectos de los campos eléctricos y magnéticos en la salud producidos por líneas de transmisión. Estudios recientes han aumentado esta preocupación. Los resultados de investigaciones en el área de la salud aún son preliminares y no concluyente, sin embargo un número creciente de estudios sugieren que bajo ciertas circunstancias, incluso campos eléctricos y magnéticos relativamente débiles pueden producir cambios biológicos”[19]. La Agencia de Protección Ambiental del mismo país consigna que en 1998 “un grupo de expertos del Instituto Nacional de la Salud del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental evaluó los efectos de la exposición a campos electromagnéticos de frecuencia extremadamente baja, la que se encuentra en las viviendas cercanas a las líneas eléctricas. Basados en los estudios sobre la incidencia de leucemia infantil en un gran número de los hogares, los investigadores encontraron que los campos de energía de las líneas magnéticas son una posible causa de cáncer”[20].

Un estudio realizado por María Feychting y Anders Ahlbom del Instituto Karolinska de Estocolmo, constató que “los niños expuestos a campos de 2 miligauss mostraron tres veces más riesgo (a padecer leucemia), mientras que los expuestos a 3 miligauss mostraron un aumento de cuatro veces. Esta clara progresión hace difícil sostener que algún factor distinto a la exposición al campo electromagnético haya sido responsable de los casos extra de leucemia”[21].

En Chile, Chilectra ha reconocido que sus cables de alta tensión no superan los 18,8 miligauss[22].

Luego de revisar el EIA de HidroAysén, Peter Hartmann es concluyente: “Los impactos de esa línea casi no se incluyeron en el estudio. No se habla de propietarios afectados ni de quienes viven cerca de ella, ni tampoco de riegos a la seguridad”.

Hoy por hoy la ciudadanía de la Región de Aysén se ha mantenido al margen de la discusión de este tendido, principalmente por estar más atenta al trazado que se debiera presentar en 2011. Líneas y torres de conexión intrarregional que, en estos más de dos años de tramitación ambiental, la sociedad compuesta por Endesa y Colbún ha evitado sutilmente mencionar.

[1] “Línea de transmisión de HidroAysén costará US$ 3.800 millones, 20% más que las centrales”. Ver en http://diario.elmercurio.cl/2010/10/06/economia_y_negocios/economia_y_negocios/noticias/bb330928-abd4-49f1-832b-58e70cf2b3ea.htm

[2] “HidroAysén: Las confesiones de Daniel Fernández”. Revista Poder y Negocios, julio de 2010. Ver en http://www.revistapoderynegocios.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=367:hidroaysen-las-confesiones-de-daniel-fernandez-&catid=123:julio2010&Itemid=68

[3] “Energía Austral ingresó Adenda de Proyecto Cuervo a Sistema de Evaluación Ambiental”. El Diario de Aysén, 1 de octubre de 2010. Ver en http://www.diarioaysen.cl/noticias2.php?id=1156

[4] “Transelec mantiene interés en HidroAysén y ya posee trazado preliminar para línea de Energía Austral”. Diario El Mercurio, 22 de marzo de 2010. Ver en elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={23fc5095-b437-49dc-bdec-3e07ff1cdb1a}

[5] "En el tercer trimestre de 2011 HidroAysén presentará el estudio ambiental de la línea". Diario La Tercera, 7 de octubre de 2010. Ver en http://diario.latercera.com/2010/10/07/01/contenido/negocios/10-40803-9-en-el-tercer-trimestre-de-2011-hidroaysen-presentara-el-estudio-ambiental-de-la.shtml

[6] “Línea de transmisión de Hidroaysén afectará la mitad de los terrenos contemplados”. Portal Emol, 6 de octubre de 2010. Ver en emol.com/noticias/economia/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=439931

[7] "En el tercer trimestre de 2011 HidroAysén presentará el estudio ambiental de la línea". Diario La Tercera, 7 de octubre de 2010. Ver en http://diario.latercera.com/2010/10/07/01/contenido/negocios/10-40803-9-en-el-tercer-trimestre-de-2011-hidroaysen-presentara-el-estudio-ambiental-de-la.shtml

[8] “Ficha del Proyecto Hidroeléctrico Aysén”. Portal e-seia, www.e-seia.cl/expediente/ficha/fichaPrincipal.php?modo=ficha&id_expediente=3103211

[9] Lámina Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Hidroeléctrico Aysén. http://picasaweb.google.com/aisenreservadevida/ZONASAMENAZADASPORPROYECTOSDEREPRESAS#5494964731678926722

[10] “Five best ... American Road Trips”. The Guardian, 13 de septiembre de 2008. Ver en http://www.guardian.co.uk/travel/2008/sep/13/fivebest.roadtrips

[11] Decreto Nº 146, de 1997 que “Establece norma de emisión de ruidos molestos generados por fuentes fijas, elaborada a partir de la revisión de la norma de emisión contenida en el Decreto Nº 286, de 1984, del Ministerio de Salud”. Ministerio Secretaría General de la Presidencia, artículo 4º. Ver en http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=98096&idParte=&idVersion=1998-07-18

[12] Decreto Nº 146, de 1997 que “Establece norma de emisión de ruidos molestos generados por fuentes fijas, elaborada a partir de la revisión de la norma de emisión contenida en el Decreto Nº 286, de 1984, del Ministerio de Salud”. Ministerio Secretaría General de la Presidencia, artículo 5º. Ver en http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=98096&idParte=&idVersion=1998-07-18

[13] “Colisión y Electrocución de Aves en el Tendido Eléctrico, por Pilar Valenzuela”. Revista La Chiricoca (de la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile), septiembre de 2009. Ver en http://www.redobservadores.cl/pdf/9/ch_9_part5.pdf

[14] “Propuesta para la incorporación de criterios de evaluación del riesgo de colisión y electrocución de aves en proyectos de tendido eléctrico en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA)”. Resumen, por Pilar Valenzuela. Ver en http://www.aveselectricidad.cl/

[15] “Propuesta para la incorporación de criterios de evaluación del riesgo de colisión y electrocución de aves en proyectos de tendido eléctrico en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA)”. Resumen, por Pilar Valenzuela. Ver en http://www.aveselectricidad.cl/

[16] “Colisión y Electrocución de Aves en el Tendido Eléctrico, por Pilar Valenzuela”. Revista La Chiricoca (de la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile), septiembre de 2009. Ver en http://www.redobservadores.cl/pdf/9/ch_9_part5.pdf

[17] “El impacto de los tendidos eléctricos sobre las aves”. Portal WWF en España. Ver en http://www.wwf.es/que_hacemos/especies/problemas/mortalidad/tendidos_electricos/

[18] “When Birds and Power Lines Collide (Cuando chocan las aves y las líneas eléctricas)”. Estudio de IEEE de 1990, citado por el Portal Transmission & Distribution World. Ver en http://tdworld.com/overhead_transmission/power_birds_power_lines/

[19] “Efectos biológicos de los campos de energía eléctrica y magnética”. Oficina de Estudios Tecnológicos de Estados Unidos, mayo de 1989. Ver en http://www.princeton.edu/~ota/disk1/1989/8905/890501.PDF

[20] “Radiación eléctrica y magnética de las líneas de energía”. Portal Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Ver en http://www.epa.gov/radtown/power-lines.html

[21] “Peligro sobre nuestras cabezas”. Revista Time, www.time.com/time/magazine/article/0,9171,158193,00.html

[22] “Electrosmog: Asesino invisible”. www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20050111/pags/20050111194539.html

1 comentario:

Steven dijo...

Hay razones para que Transelec lleve el tendido electrico desde el Sur hasta Angostura por el Oceano Pacifico,hecho que ocurrio entre Inglaterra y USA en el tendido del telegrafo entre 1866 y 1875.
Razones:1 el peligro ambiental de produccion de cancer en la poblacion
2 la matanza de aves locales y migratorias en la zona . 3 el deterioro del turismo en Patagonia,hechos que van a ser permanentes en el tiempo.